Salud, regalo de Dios

No hay comentarios

«La enfermedad, el padecimiento y la muerte son obra de un poder enemigo. Satanás es el destructor; Dios el restaurador. – {MM 13.1} Las palabras dirigidas a Israel se aplican hoy a los que recuperan la salud del cuerpo o la del alma: “Yo soy Jehová tu sanador”. – {MM 13.2}»

«El deseo de Dios para todo ser humano se expresa en estas palabras: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. – {MM 13.3}»

“Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias”.—Consejos sobre la salud, 165. – {MM 13.4} «

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.